Mensaje de la Rectora
Maestra Carmen B. López-Portillo

Educar es un acto de esperanza. Educar es poner las manos y la voluntad, el entendimiento y la vocación en lo que tiene de más vital un ser humano: su libertad. En la dimensión humana, la valoración de nuestra conducta nace de la certeza de que somos libres. Y tal vez esa es la función primordial de la educación, enseñar el camino de la libertad, fortalecer la capacidad de valorar a fin de permitir que cada uno, desde su libertad y por tanto desde su responsabilidad, desde su vocación y entendimiento, aprenda a elegir lo mejor que conviene a su vida y a la vida de la comunidad de la que forma parte. Esa es la educación que te ofrecemos en la Universidad del Claustro de Sor Juana. Bienvenida, bienvenido.


 

Recibe noticias de El Claustro

Contacto